Cardepat (50 ml) – Forza Vitale

29,42

SKU: 8023966222233 Categorías: , , , ,

Descripción

De Cardo mariano, Alcachofera y Boldo, favorece la funcionalidad hepática y digestiva.

Ingredientes
Agua, alcohol, Cardo mariano (Silybum marianum L.) semillas, Alcachofera (Cynara scolymus L.) hojas, Diente de león (Taraxacum officinale Weber) rizoma, Ruibarbo (Rheum officinale Baill.) rizoma, Crisantemo americano (Chrysanthellum americanum Vatke) flores, Crespino (Berberis vulgaris L.) corteza, Boldo (Peumus boldus Molina) hojas, Combreto (Combretum micranthum Don.) hojas, miel, Menta (Mentha piperita L.) a.e., Romero (Rosmarinus officinalis L.) a.e., mezcla de aromas naturales.

Notas Bibliográficas
El hígado está implicado en cada aspecto de la totalidad del metabolismo orgánico, por consiguiente, es fundamental preservar su funcionalidad manteniendo un buen nivel de drenaje y depuración.
La Silimarina, contenida en la planta del Cardo mariano, representa una mezcla compuesta por tres sustancias: silibilina, silicristina y silidianina. Estudios científicos, conducido tanto in Vitro como in Vivo, han concretado las propiedades hépato-protectoras de la Silimarina, gracias a una acción específica de incremento de la producción de las proteínas hepáticas y de contraste de los radicales libres, inhibiendo la formación de moléculas inflamatorias. Es usada por tanto sobretodo en presencia de cirrosis y de hepatitis. En este último caso, la silimarina, en forma de tintura, favorece la regeneración celular, estimula el aparato inmunitario y cubre función colérgica. Todo esto acontece por el principio activo, presente sobre la membrana de los hepatocitos, que inhibe el enlace del virus con ellos.
La Alcachofera contiene grandes cantidades de una sustancia química llamada cinarina, que actúa a nivel hepático incrementando la producción biliar. Dicha sustancia mejora la digestión y presenta propiedades diuréticas; actuando además, también sobre el metabolismo de los lípidos: influencia la producción de colesterol endógeno y estimula la excreción de los triglicéridos y su redistribución por la circulación hemática.
El Diente de león es utilizado para el tratamiento de los trastornos hepáticos, gracias a sus innumerables acciones reguladoras. Siendo de hecho, una planta que presenta propiedades fuertemente antiinflamatorias que van a estimular órganos emuntorios como hígado y riñones, en la transformación de las toxinas presentes en el organismo así eliminándolas de la manera más innocua; muestra grandes propiedades depurativas. Gracias a una acción colagoga sobre la vesícula biliar y colerética sobre la secreción biliar, ayuda el correcto tránsito intestinal, manteniendo constante la depuración orgánica.
El Crisantemo americano tiene fama en la tradición popular por sus efectos benéficos en las sintomatologías como la calculosis biliar, dislipidemias, cirrosis o hepatitis. Esta planta, estimula por un lado las enzimas involucradas en los procesos digestivos y por otro aumenta la funcionalidad de aquellas hepáticas, favoreciendo la hipo-colesterolhemia y disminuyendo la producción lipídica.
La corteza de Crespino, que es una planta perteneciente a la familia de las Berberidáceas, se caracteriza por la presencia de dos moléculas, berberina y berbamina. Numerosas las propiedades a ella asociadas, primariamente concernientes acciones depurativas, antiinflamatorias, diuréticas, hemostáticas y bactericidas.
El Boldo es rico de flavonoides y alcaloides de los cuales se obtiene un aceite esencial conteniendo monoterpenos como el limoneno y una molécula llamada boldina, la cual favorece la secreción biliar por parte del hígado; está particularmente recomendado en casos de calculosis biliar, ya que está capacitado para fluidificar la bilis, volviéndola menos densa y viscosa.
El Cohombrito es una planta de efectos colagogos, diuréticos y laxativos; resulta útil en presencia de patologías como litiasis biliar, vesiculopatías e insuficiencias hepáticas.
La Menta es una planta que gracias a la presencia del mentol, tiene acción directa sobre el aparato gastrointestinal, promoviendo la digestión.
El mentol es también un óptimo analgésico para eventuales molestias que se deban a calambres y/o ardores a nivel gástrico. El Romero gracias a su contenido en pineno, cineol y antioxidantes, mejora la circulación sanguínea; siendo además un antiespástico natural en caso de somatizaciones

Palabras clave
Hígado; Hepatitis; Esteatosis; Transaminasas; Hepatismo; Intoxicación hepática; Intoxicación alimentaria

Información adicional

Marca

Marca

FORZA VITALE

Sobre Nosotros

Ciencias Antiguas y Técnicas Modernas

Forza Vitale es un Laboratorio Herborístico Espagyrico Alquémico fundado en el 1993 en Corato, en Apulia (Italia) y especializado en la producción de preparados fitoterápicos, adoptando las metodologías de elaboración indicadas en una antigua farmacopea Espagírica de 1640 por De Sgobbis, utilizada en el transcurso de los siglos por médicos herboristas.