Cupper nació en el año 1984, en el condado inglés de Dorset, en la cocina de un matrimonio obsesionado por el té. Este matrimonio decidió que quería combinar su pasión por el té con la promesa de un cultivo ético y de una producción natural. Este cuento comenzó con tan solo dos baúles de té de Assam de la mejor calidad, que se vendieron a distintos herbolarios y cafeterías locales. Hoy en día, existen más de 150 productos Cupper, que se comercializan en más de 50 países.
Creemos firmemente que cada taza de té es importante. Nuestro esfuerzo incansable por la calidad y la atención al detalle solo es comparable a nuestro propósito de hacer siempre lo correcto. Así, "Natural, de comercio justo y delicioso" es mucho más que un lema, es el eje que guía todas y cada una de las decisiones que tomamos.

Filtrar