FacebookTwitterf5 3RSSGoogle+

Herbolarios Doemi

Cuidándote desde 1975

blog aloe veraEl aloe vera ha sido empleado, a lo largo de la Historia, por romanos, griegos, hindúes, chinos o árabes, entre otros pueblos. La planta “milagrosa” o “de la inmortalidad”, como también se la conoce, es citada en la Biblia y también en el Papiro Egipcina L erbs, tratado egipcio de medicina que data de 1550 a.C. Cuenta la leyenda que Cleopatra mezclaba aloe vera con leche de burra para conservar su belleza. O que Alejandro Magno llegó a conquistar la isla de Socorra por atesorar gran cantidad de aloe que más tarde le serviría para la cura de sus soldados heridos. Pero fueron los chinos quienes primero se beneficiaron de esta planta como remedio medicinal.

El aloe vera, de la familia de Asphodelaceae, con cerca de 400 especies, crece en zonas desérticas de Sudáfrica y en la zona tropical del continente. Una de las curiosidades que rodean a esta planta es su capacidad para retener agua de lluvia y sobrevivir durante los meses de sequía. El gel que contienen sus hojas encierra más de 250 propiedades y se compone de vitamina B1, B2, B3, B6. Asimismo, contiene vitamina C y E, minerales como el calcio, el magnesio, el hierro y el potasio, aminoácidos como lisina, leucina, mationina, serina, valina, y enzimas.

Aplicaciones del aloe vera.

Puede llegar a curar o contribuir en la curación de escaras y lesiones de la piel y las mucosas. Es descongestionante, calmante y también se emplea como filtro solar contra la radiación ultravioleta. Se usa para problemas de la piel irritada y para calmar las quemaduras leves del sol. Pero el aloe vera no sólo se aplica en afecciones de la piel. También un potente purgante y de hecho se utiliza como componente de numerosos purgantes en forma de gotas, píldoras, tabletas, grageas y supositorios. La tintura y el extracto, por ejemplo, estimulan la secreción biliar. Si bien el sabor de la pulpa de aloe vera no resulta desagradable al paladar, su aspecto viscoso la hace poco atractiva para muchas personas. Se puede licuar y tomarla en zumos de fruta y ensaladas. El aloe vera ingerido tiene un alto poder depurativo.